Noticias

Vinos la Encomienda, estuvo en FENAVIN 2017


Hallado en el yacimiento íbero Cerro de las Cabezas
una vivienda y taller artesano del s. III a.C.


(Fuente: El Eco de Valdepeñas)

Resultados del XIV Curso de Arqueología de Campo realizado por la Asociación Orisos en colaboración con la UNED y el Ayuntamiento de Valdepeñas.

El yacimiento íbero Cerro de las Cabezas de Valdepeñas continúa sacando a la luz parte de los tesoros que mantiene ocultos. Hoy se han presentado a los medios de comunicación los resultados del XIV Curso de Arqueología de Campo realizado por la Asociación Orisos en colaboración con la UNED y el Ayuntamiento de la localidad en el conjunto arqueológico, donde a través de los trabajos realizados durante el pasado mes de agosto se han hallado una vivienda y un taller artesano del metal, datado según pruebas de carbono 14 en la segunda mitad del s. III a.C.

“Es importante no sólo a nivel material, por el número de vasijas y de elementos metálicos localizados, sino también por la relevancia a nivel cultura ya que supone un gran avance en la comprensión de la organización espacial y social del yacimiento”, ha destacado el Teniente de alcalde de Cultura, Turismo, Comercio y Educación, Manuel López Rodríguez, que precisó que el hallazgo se produjo en el área denominada F2, en la que se está trabajando desde el año 2013. Además ha indicado que tanto la vivienda como el taller artesano del metal “se integran en una manzana urbana que tiene forma triangular con diferentes calles y los elementos que se han encontrado son de hierro y bronce que actualmente están en fase de estudio”.

En este curso de arqueología de campo se han utilizado técnicas de documentación planimetrica y topográfica así como nuevos métodos, como la fotografía aérea con dron, que permiten documentar en 3D las estructuras del yacimiento, según explicaba el co-director del curso, Tomás Torres, que indicó que en el área urbana norte se trabajó en la casa del metalúrgico, “que supone un avance en la compresión de los espacios urbanos y también se ha realizado un sondeo que ha permitido documentar la secuencia estratigráfica de la zona norte y conocer más sobre las extensiones más antiguas del yacimiento, desde las que van de la transición del final del Bronce a la primera Edad del Hierro”.
Por otro lado señaló que los trabajos realizados en la muralla sur se centraron en finalizar la excavación de la zona de vivienda y en el bastión sureste se documentó toda la secuencia constructiva de la puerta sur.

Por su parte, el director de la UNED de Valdepeñas, Salvador Galán, ha deseado que los trabajos que se vienen realizando así como sus resultados puedan servir para que el Consistorio logre obtener del yacimiento la calificación de Parque Arqueológico, en la que está trabajando. Además ha puesto en valor el esfuerzo de Orisos y el Consistorio apostando por la formación universitaria y dar a conocer el yacimiento Cerro de las Cabezas, por el que han pasado a través de estos cursos más de 400 alumnos.


Reportaje "Vinos de Garaje"



Orissón y Oretano son los dos vinos de autor que se elaboran en La Encomienda, una bodega regentada por dos hermanos gemelos. Son nombres vinculados al yacimiento íbero del Cerro de las Cabezas.



Orissón y Oretano renacen como mejores nuevos vinos de 2016


Diario ABC

Cuando en el siglo III a.C. el guerrero y régulo íbero Orissón poblaba la llanura manchega, poco se podía imaginar que veintitrés siglos después se convertiría en un vino. Y no un en uno cualquiera, sino en uno de los mejores nuevos vinos premiados en los «International New Wine Awards» de 2016. Pero este no es el único pesonaje de esa época que ha renacido dentro de una botella, ya que Oretano, otro vino tinto crianza del joven proyecto vitivinícola «La Encomienda» de Valdepeñas, consiguió una medalla de plata en este mismo certamen.

La Encomienda es una empresa vitivinícola que nació en Valdepeñas en 2015, aunque el sueño de crearla, de sus dueños, Gregorio y José López de Lerma y José Luis del Olmo, comenzó en 2011, cuando estos apasionados del vino adquirieron una parcela en un enclave mágico y único, justo al lado del Cerro de las Cabezas. Por allí pudieron pasar posiblemente Orissón y Oretano, ya que el yacimiento arqueológico ha sacado a la luz el poblado íbero puro más importante.

Esta familia de viticultores apostó por este lugar y, gracias a la tradición vinatera de Valdepeñas, empezaron a cultivar en su parcela 140 hectáreas de viñedo en espaldera en las que producen 14 variedades de uva diferentescuyo destino principal son las bodegas de la zona. Pero, pronto sus propietarios fueron conscientes de las múltiples posibilidades que podría tener su proyecto. «Esta idea queremos que se convierta no solo en el proyecto de una familia, sino en el propósito de un pueblo», explica a ABC el viticultor de «La Encomienda», Gregorio López de Lerma.

De este modo, en primer lugar, decidieron comenzar a elaborar vinos de autor únicos y singulares que prestigiaran esta comarca. Y, por otro lado, y lo más importante, es la vinculación de la marca Orissón -premiada con un Gran Oro en los «International Wine Awards» de 2016- al Cerro de las Cabezas. Para ello, se elaborarán 4.000 botellas de este vino cuyo beneficio se donará para el desarrollo, conservación y mantenimiento de este yacimiento arqueológico.

«Con esta medida pretendemos por una parte desvelar los secretos que esconde este maravilloso enclave que nos permita conocer algo más de nuestra historia como pueblo y como país y por otro lado generar una fuente de riqueza para la zona por las posibilidades que ofrece el turismo cultural», afirma López de Lerma.

El vino se cultiva en una parcela única en ese enclave mágico y telúrico, como es el Cerro de las Cabezas, muy diferente a la morfología típica de la llanura manchega. Se encuentra en una ladera con una pendiente del 17% rodeada de 400 hectáreas de bosque mediterráneo primigenio en suelo granítico de origen volcánico, lo que confiere al vino un carácter y singularidad que lo convierten en un producto exclusivo.

La elaboración de ambos vinos corresponde a la añada del 2014 y se elaboró de forma externalizada, pues «La Encomienda» no cuenta con instalaciones propias adecuadas para dicho fin. La producción del viñedo apenas llega al 1,5 kilogramos/cepa y el vino se elaboró con los cuatro variedades que se cultivan en la parcela: Tempranillo, Merlot, Syrah y Cabernet Franc tiene una crianza de 10 meses en barrica nueva de roble francés.

Por lo que se refiere a la nota de cata, el vinoOrissón 2014 -Tempranillo (40%), Merlot (10%) Syrah (15%), Cabernet Franc (15%), Cabernet Sauvignon (20%)- destaca por su envolvente color rojo picota cubierto con ribete azulado; por sus aromas a fruta escarchada, licor de cereza, pimiento verde y monte mediterráneo. De paladar intenso, agradable de taninos pulidos bien maduros, es un vino armónico.

Y, en relación al Oretano 2014 -Tempranillo (40%), Merlot (30%), Syrah (15%) y Cabernet Franc (15%)- es un vino de atractivo color rojo picota intenso con ribete amoratado, aromas a fruta roja escarchada, licor de cereza, notas especiadas, a monte bajo mediterráneo y con un fondo mineral y un paso de boca amable, aunque intenso y de grato y prolongado recuerdo, lo que invita a seguir disfrutando en la copa.

(Fuente: www.abc.es)



Martínez Arroyo afirma que la vendimia en la DO Valdepeñas será tranquila


Maite Guerrero
Valdepeñas

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, vistió este viernes por la mañana viñedos de “La Encomienda” y las Bodegas Navarro López en Valdepeñas. En declaraciones a los medios de comunicación en los viñedos, afirmó que la vendimia en la Denominación de Origen Valdepeñas se desarrollará este año bien y será tranquila. “Es la denominación de origen más antigua y funciona bien desde hace unos meses gracias al esfuerzo del sector y del gobierno regional. El pliego de condiciones ya está en funcionamiento y se han puesto en marcha iniciativas de promoción”.

Aseguró que la vendimia será “de mucha producción y de calidad. Hay que vender el vino cada vez mejor para obtener rentabilidad para los viticultores”.
Puso en valor las dos iniciativas del gobierno regional de pago diferenciado por calidad de la uva y el Plan especial para controlar la trazabilidad de la uva. En este sentido, apuntó que se han hecho controles en las viñas y que también se controlarán las bodegas apostando por la calida del vino en la región. “Se han hecho más controles en parcela que nunca, muchos en Valdepeñas”.

A la pregunta sobre su opinión de que el lunes se empiece a recoger uva sin que figure el precio en el contrato, Martínez Arroyo recordó que el gobierno regional, además de apostar por el pago diferenciado por la calidad del producto y por el Plan para controlar la trazabilidad, cuenta con dos iniciativas que están en vigor como son la obligación de pagar a los 30 días y la obligación de que haya un contrato. “Habrá que controlar que ese contrato recoja el precio que decidan comprador y vendedor”.
En cuanto a que haya menos existencias de uva que otros años, el consejero dijo que los datos de existencias deben conocerse todos los meses para tomar decisiones. Indicó que “todos los años somos capaces de venderla”. Apostó por la calidad para conquistar los mercados.
En cuanto a los daños de las tormentas del jueves, dijo que aún no tenía datos, pero transmitió a los agricultores la necesidad de contar con un seguro agrario. “Tienen subvenciones para ello. Hay que adaptar los seguros al sector”.

En otro orden de cosas, preguntado por la petición de los regantes del trasvase Tajo-Segura de una nueva derivación, Martínez Arroyo abogó por el uso de las desaladoras para el riego de Levante, como indicó el presidente regional, Emiliano García-Page.
Señaló que los trasvases “en épocas de sequía, lo único que hacen es generar todavía más sequía y desigualdad entre los territorios de nuestro país”.
En cuanto a las labores de limpieza tras el incendio de neumáticos en Seseña, mostró su satisfacción por como se están haciendo las cosas. “Se han retirado más de 2.000 toneladas de neumáticos. Antes de fin de año todo se habrá retirado y la parcela estará restaurada. Destacó que se aprovechen los residuos para generar energía y riqueza.

”La Encomienda”

El consejero declaró que proyectos como el de “La Encomienda” ponen de manifiesto que hay proyectos en la región que buscan la vinculación con el territorio y es que, según explicó uno de sus propietarios, Gregorio López de Lerma, destinan parte de los beneficios que obtienen con la venta de sus vinos Oretano y Orissón, al yacimiento arqueológico del Cerro de las Cabezas, cercano a las viñas con las que se elaboran dichos caldos.
López de Lerma también puso en valor la apuesta de “La Encomienda” por la calidad.
(Fuente: LanzaDigital.com)



Premios obtenidos por Vinos La Encomienda, International new wine awards 2016

Vinos La Encomienda ha concursado en los Premios Nuevo Vino INTERNATIONAL new wine awards 2016 y ha obtenido los siguientes premios:

  • VINO ORISSÓN  Premio Gran Oro en la categoría VNOS TINTOS CON CRIANZA EN MADERA HASTA 12 MESES, añada 2014

  • VINO ORETANO Premio Plata en la categoría VINOS TINTOS CON CRIANZA EN MADERA HASTA 12 MESES, añada 2014
 


Entrevista a Gregorio López de Lerma

(Fuente: ADValdepeñas)

La Encomienda es una empresa vitivinícola que nació en Valdepeñas en 2015, aunque el sueño de crearla, de sus dueños, Gregorio y José López de Lerma y José Luis del Olmo, comenzó en 2011. Hoy, y tras darse a conocer en Valdepeñas, provincia y región, sus vinos, son de los más demandados. En advaldepeñas, hemos entrevistado a uno de sus propietarios, Gregorio López de Lerma.
Oretano y Orissón, son vinos muy característicos, con historia, de autor, minerales, que nacen de una tierra situada en un enclave unico, las inmediaciones del Cerro de las Cabezas y como homenaje a aquellos primeros pobladores que hicieron que la tierra, de la que nacen estos vinos, fuera fructífera.

La Encomienda es un sueño hecho realidad como bien decís vosotros, pero ¿Qué aporta de nuevo y diferente al mundo del vino y la gastronomía manchega?

Estos vinos aportan un concepto y modelo de viticultura diferente en esta zona con gran trayectoria vitivinícola. Para nosotros lo más importante es el viñedo, el suelo, el entorno y nuestra mano de viticultor que vive en armonía con la naturaleza, donde buscamos que cada varietal desarrolle y exprese su máximo potencial enológico. Sin duda esto nos garantiza un producto singular, complejo, lleno de matices, pero a la vez sencillo, capaz de satisfacer los más exigentes paladares.

¿Cómo son vuestros vinos y háblame de las marcas que tenéis?

Nuestros productos son diferentes, tienen "identidad propia" y reflejan el suelo, la baja producción y el bosque mediterráneo que flanquea la parcela donde se encuentran enclavadas las vides. Ese sabor a terruño, su  mineralidad, con  toques de cacao, licor de cerezas lo aporta la roca volcánica de cuarzo y granito, la plantas aromáticas de ese sotobosque  y por supuesto las cuatro castas con las que están elaborados Tempranillo, Merlot Syrah y Cabernet Franc.
Las marcas son un homenaje a nuestra historia, nuestra cultura y nuestros orígenes como oretanos, con un componente emocional profundo y un compromiso absoluto con nuestra historia, pues la marca Orissón revertirá anualmente parte de los ingresos que genere al yacimiento Ibero del Cerro de Las Cabezas, para su mantenimiento, conservación y desarrollo. No en vano el lema de esta marca es “El vino que cuenta la historia de un Pueblo”

¿Cómo vendéis vuestros vinos y donde, y si habéis tenido la oportunidad de exportar ya?

Puedo decir que hasta la fecha estamos centrando nuestros esfuerzos a nivel provincial y regional posicionando el producto exclusivamente en el canal de hostelería, restauración y tiendas especializadas, si bien es cierto que estamos empezando a hacer algunos escarceos en la zona norte del país y  el Levante.
Nuestro principal objetivo es el posicionamiento y la consolidación de las marcas actuales, que el consumidor nos identifique como un producto singular, con identidad propia bien definida, teniendo en cuenta que es un proyecto que acaba de dar sus primeros pasos,  que la producción es limitada, que hasta el año 2018 no habrá y saldrán al mercado los nuevos vinos Orissón y Oretano,  el mercado exterior lo miramos sin  prisa  y con cautela pero indudablemente daremos el salto a la exportación.
Conocemos  las exigencias del consumidor cada día mejor formado, que busca productos auténticos y naturales. Tratamos de llevarle el vino de las manos que lo trabajan en la tierra  a su  copa.

¿Se están haciendo bien las cosas entorno al vino respecto al consumidor y que éste lo conozca y lo beba?

En este apartado tengo que reconocer que las medidas acometidas no han reportado resultados satisfactorios, en tres-cuatro décadas hemos pasado de tener un consumo “per cápita” de 60 litros habitante y año a apenas 12, según datos del último estudio. Si bien es cierto que algunas de las medidas adoptas por la anterior ministra de Sanidad de intentar catalogar el vino como bebida alcohólica y no como alimento nos han hecho mucho daño, unido con las desafortunadas campañas televisivas de la DGT.
Amén de lo expuesto anteriormente necesitamos organizar y estructurar el sector y dotarlo con recursos económicos para revertir esta tendencia, al igual que están haciendo otros competidores con otras bebidas que contienen alcohol y realizan grandes campañas mediáticas cubriendo y patrocinando grandes eventos a nivel mundial "véase, por ejemplo, la Eurocopa de fútbol".
A decir verdad siento cierta envidia, cada vez que veo un film "sobre todo  americano" y  observo como el vino aparece de forma sistemática en muchas de sus películas para celebrar, disfrutar, discutir o tan solo relajarse. ¡Aparece una copa de vino en la mano del actor-actriz!
En mi opinión se están empezando a dar los pasos en la dirección correcta creando a nivel nacional la Interprofesional del vino.

¿Qué supone el vino para nuestra región?

Tanto la vid como el vino, forman parte de nuestra tradición, dieta cultura, e historia, es  uno  de los pilares económicos más importantes de la región, moldea nuestro paisaje de clima semidesértico, fijan población en nuestro entorno rural. Contribuyen a frenar la desertificación y el cambio climático secuestrando gran parte del CO2 que emite la sociedad actual, convirtiéndolo en alimentos y madera.
Poseemos  la mayor concentración mundial de viñedo con 650.000 hectáreas cultivadas de gran diversidad, lo que da un potencial económico descomunal.
El rigor de nuestro clima, junto con baja pluviometría anual, hace que en la mayoría de las campañas nuestros productos sean prácticamente ecológicos, comparándolos con los de otras zonas o regiones vitivinícolas.
No en vano desde fuera se nos empieza a denominar "el despertar del gran coloso" que tiene el potencial de liderar en un futuro, no lejano, el comercio del vino a nivel mundial.

¿Y para la dieta mediterránea y la salud de quienes lo consumen?

Por todos es conocidos las bondades para la salud de la dieta mediterránea, donde uno de los productos estrella es el vino. Existen multitud de estudios científicos que  demuestran que la ingesta moderada de vino, sobre todo acompañando a las comidas, aportan grandísimos beneficios para nuestra salud, previniendo las temidas enfermedades cardiovasculares, ralentizando el envejecimiento celular y reforzando en general nuestro sistema inmunológico.
De ahí la sabiduría popular y nuestro rico refranero que recogen lo aprendido durante generaciones por nuestros ancestros: "bebe vino y come jamón y no padecerás del corazón."

Castilla-La Mancha es el mayor viñedo del mundo ¿Cómo veis el sector desde vuestra perspectiva?

Durante las dos últimas décadas se ha producido una reconversión y restructuración varietal  a gran escala, provocando que a día de hoy seamos una de las zonas vitivinícolas más competitivas a nivel mundial, teniendo uno de los ratios calidad-precio más  atractivos  del mercado global. Todo esto nos proporciona un tremendo potencial de desarrollo, para liderar el mercado en el medio plazo.
Tan solo nos falta creer en nosotros mismos, organizar y vertebrar el sector, que ya ha dado muestras de dinamismo y capacidad de adaptación.
Desde la Encomienda, C.B, tenemos el firme propósito de elaborar los mejores vinos que se hagan en esta zona de producción y tenemos la absoluta convicción de que “Lo mejor está por llegar.”

Los vinos de La Encomienda podrán adquirirse a través de la tienda online www.vinoslaencomienda.com


Presentación Vino La Encomienda (22 Abril 2016)

Orissón, el gran héroe íbero, renace en Valdepeñas convertido en vino de la mano de La Encomienda C.B, para financiar el yacimiento del Cerro de las Cabezas.

El viernes por la tarde y en el marco del conjunto arqueológico del Cerro de las Cabezas, se presentaba en Valdepeñas el nuevo vino de La Encomienda C.B., Orissón, un vino de autor con cuyas ventas se pretende ayudar al proyecto que se está llevando a cabo en el yacimiento para “descubrir los secretos que aún se esconden en este lugar”.

Para que los asistentes al acto entendieran el proyecto, los dueños de La Encomienda, José Luis del Olmo y los hermanos José y Gregorio López de Lerma, prepararon una ruta guiada por el Centro de Interpretación a cargo de la arqueóloga, Gema Candelas, quien hizo un recorrido por la historia de esta tierra y de los íberos: sus casas, sus costumbres, la arquitectura monumental, la tierra y los frutos que daba, el rito de la muerte. Un fascinante viaje por la historia, unido al nacimiento de un vino que surge del mismo suelo en el que habitaron los íberos.
En el acto, además de un nutrido grupo de invitados, estuvieron, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, el concejal de Cultura, Manuel López, Héctor Hueras, autor del libro “Orissón de Oreto, el Héroe íbero”, además de Antonio Jaime, el joven modelo que ha servido como imagen del régulo íbero, Orissón.

Jesús Martín, en su intervención, puso en valor el trabajo de los dueños de La Encomienda, cuyos viñedos son vecinos del Cerro de las Cabezas, puro íbero y señaló que “algo de todo eso tiene que tener la tierra que alimenta a una materia vegetal que es la cepa, de la que nace un fruto como la uva, que esconde el alma de siglos en una botella que recomiendo beber”.

Para Martín este evento es la esencia de “nuestro pasado, la esencia de nuestra tierra y la de un producto que nos ha dado una forma de ser, que es la que hoy compartimos”.

Gregorio López de Lerma recordó como este vino está inspirado en el nombre del guerrero íbero, aunque también tiene mucho en común con la ciudad íbera puesto que “parte del beneficio que genere la comercialización del vino revertirá en el desarrollo, excavación, formación y mantenimiento del propio yacimiento. Será una edición limitada anual de 4.000 unidades y cada añada será distinta, por lo que se convertirá en un producto exclusivo, de coleccionista”.

En diciemre de 2015, La Encomienda C.B. presentó su primer vino Oretano, un Coupage de Merlot, tempranillo, syrah cabernet franc, del que se sacaron 15.000 botellas, con una etiqueta de lujo que simboliza la historia de la zona, homenaje a los íberos (Oretanos).

El viernes fue el turno de Orissón un vino especial que completa un homenaje a quienes fueron nuestros antepasados, los íberos.

Vino especial de cepas especiales

Bajo la marca Orissón se esconde un vino cuya elaboración ha sido cuidada en extremo. Se trata de una edición muy limitada, considerable como vino de autor. Es el resultado de una delicada selección de la materia prima y grandes dosis de mimo, cariño e ilusión en la elaboración. El alma de este vino emerge en un enclave mágico y excepcional, atípico a la morfología característica de la llanura manchega, pues se trata de una ladera con 17% de pendiente en un suelo de origen volcánico, cuajado de canto rodado granítico y rodeada de 400 hectáreas de sotobosque mediterráneo primigenio.

La etiqueta

En su diseño se ha combinado la sangre y el vino con los rasgos étnicos de la escritura íbera de una forma tremendamente llamativa y racial.

El vino

Se trata de un vino que contiene las variedades tempranillo, syrah, cabernet franc y sauvignon, que destaca por su envolvente color rojo picota, cubierto con ribete azulado; por sus aromas a fruta escarchada, licor de cereza, pimiento verde y monte mediterráneo. De paladar intenso, agradable, de taninos pulidos bien maduros.

No habrá otra añada igual, al disponer de cuatro castas diferentes de uva, año tras año cada elaboración será diferente, consiguiendo así que sea considerado un vino exclusivo, objeto de coleccionistas, lo que dotará al producto de un alto valor añadido derivado de su exclusividad.

El Tesoro

¿Quién fue Orissón?, se sabe que fue el guerrero y régulo íbero que derrotó al gran Amilcar Barca, sabemos que moraba en tierras manchegas antes de la llegada de los romanos, en el siglo III a.C. Realmente poco sabemos de él, de su pueblo y de sus gentes, esto es, de los primeros manchegos que poblaron nuestra tierra, por ello el Yacimiento del Cerro de las Cabezas es una puerta, un acceso apara llegar a entender y conocer cómo fue la vida, las costumbres y las tradiciones de quienes primero vivieron en esta nuestra llanura manchega. Orissón fue un guerrero orgulloso, que plantó a cartaginenses y romanos. Desde La Encomienda C.B., consideran que “si abrimos el velo que cubre el Cerro de las Cabezas, sabremos más de nosotros y descubriremos el orgullo que conlleva ser oriundos de esta tierra. Este vino que lleva su nombre, quiere contribuir al descubrimiento de este tesoro”.


Dossier de Prensa - Presentación (22 Abril 2016)


Presentación Vinos de Autor ORISSÓN, Cerro de las Cabezas, Valdepeñas (22 de Abril de 2016)