La Bodega

Elaboración

Vinos La Encomienda

La calidad por encima de todo es la premisa en la que sustenta todo el trabajo de La Encomienda. Por este motivo, se analiza minuciosamente todo el proceso hasta la obtención del vino. Las viñas están perfectamente controladas por técnicos y expertos durante el ciclo vegetativo, con el fin de conseguir una producción de máxima calidad y un conocimiento exhaustivo de toda la uva antes de entrar en bodega.

Vinos La Encomienda

Las uvas recepcionadas en bodega, en primer lugar se analizan para conocer parámetros importantes, como el grado, la acidez, el PH, el color y el estado fitosanitario. En función de éstos parámetros la uva se clasifica por calidades, rechazando aquella que no alcance el nivel exigido para nuestros vinos. A continuación, los racimos pasan a las despalilladoras, donde se separa el raspón del racimo, introduciendo las uvas seguidamente a los tinos de fermentación.


La fermentación alcohólica es un proceso natural, por el que el azúcar que contiene la uva se va transformando lentamente en alcohol. Además el contacto del mosto con el hollejo, permitirá que el primero tome las sustancias que le proporcionan el color y el aroma. Podemos vinificar individualizada mente las uvas en función de su calidad.


Una vez realizada la fermentación alcohólica, el vino llevará a cabo de forma natural la segunda fermentación o también llamada fermentación maloláctica. Posteriormente los vinos comienzan la crianza en barrica, pudiendo oscilar ésta entre 8 y 10 meses según la categoría del mismo.


Una vez embotellado el vino, éste permanecerá en la bodega por un periodo que oscila desde los 3 meses para el ORETANO hasta los 6 que permanecerá el ORISSÓN. Durante éste tiempo el vino se afina en botella, para su disfrute desde el momento en que se ponga a disposición del consumidor.